19 abr. 2015

Receta - Rollitos de panceta

Saludos cavernícolas!

Últimamente se me ha ido la mano un poco con las recetas de postres y como no quiero perder a mis queridos lectores a la diabetes hoy les voy a proponer un clásico de los restaurantes chinos con un toque digno del Chef Cavernícola.

Rollitos con panceta header

¿Y qué es un rollito de panceta? No es más que un rollito de primavera con un par de cojones. Normalmente los rollitos de los chinos llevan mucha verdurita y a lo mejor una cucharadita de carne de gato callejero molida que les sobró de la ternera con pimientos. Yo sin embargo prefiero preparar mis rollitos con unos trozos generosos cerdo, que es un animal del que me gusta hasta la forma de caminar, y con algo menos verdura.

¿Qué me tengo que apuntar en mi lista de la compra?

Ingradientes rollitos con panceta

  • Panceta - Te sirve casi cualquier corte del cerdo pero yo prefiero la panceta.
  • Col - ¿Ves? Verdura, por lo tanto receta sana.
  • Ajo
  • Tomillo
  • Pimienta cayena - O cualquier pimiento picante.
  • Masa de rollitos - Lo puedes encontrar en cualquier supermercado de productos asiáticos.


Vale, ¿Y qué tengo que hacer con todo esto?

Calentamos dos sartenes a fuego medio, una para la col y otra para la panceta. Vamos troceando la panceta, cortando la col y picando el ajo.

Col cortada

Por un lado empezamos a freir la col junto al ajo con un chorro de aceite de oliva, añadimos tomillo y pimienta cayena al gusto y salpimentamos. Queremos que se quede todo doradito pero sin quemarse. Una vez la col esté blandita y con buen color la apartamos y dejamos que se enfríe

En la otra sartén vamos dorando el cerdo, no hay que echar aceite ya que la panceta soltará grasa. Salpimentamos al gusto, añadimos un poco de azúcar morena y dejamos que se vaya haciendo todo sin molestar a nadie. En la sartén se quedará una buena capa glaseada que podemos levantar con un chorro de agua o brandy o cognac si vamos a lo sibarita. Yo usé el oro líquido de canarias, ron Arehucas, porque era lo que tenía a mano, si te gusta el sabor flambeado o tienes un poco de tendencias pirómanas puedes prender los vapores de alcohol que salen con un mechero. Removemos para que los sabores que acabamos de levantar de la sartén se distribuyan bien en la carne y la apartamos para que se enfríe

Panceta preparada

Ya solo nos faltaría rular los rollitos y freirlos. La técnica que yo uso es colocar los ingredientes en la esquina superior de la lámina de masa y empezar a enrollar doblando los laterales según avanzo para que los lados queden bien sellados. Para que el rollito no se nos abra al freir hay que humedecer la última esquina de la masa con un poco de agua y pegarla bien al enrollar.

Como hacer rollitos de primavera


Una vez hechos los rollitos freimos a 180ºC. Si tienes una freidora en casa es muy fácil, si no habrá que tener algo de ingenio. Yo personalmente utilicé una olla con aceite y un termómetro para controlar la temperatura, los rollitos también se pueden hacer a la sartén con bastante aceite pero es más engorroso.


Ya solo nos falta servir los rollitos, lo podemos presentar tal cual o cortados por la mitad montados de alguna forma curiosa para hacer creer a nuestros comensales que estamos preparados para competir en Masterchef.

Rollitos de panceta preparados

Si tienes salsa agridulce a mano puedes servirla con los rollitos pero yo considero que la salsa agridulce es una aberración y hay un lugar especial en el infierno para los que la utilizan. Lo que hay que usar es una buena salsa picante tipo sriracha, si les interesa puedo compartir más adelante la receta para que la preparen en casa.

Rollito con salsa picante.

Una última cosa, la panceta es solo una sugerencia. La pueden sustituir por ejemplo con gambas si van a hacer de comer a miembros de ISIS o algún vegetariano de postureo de esos que solo comen pescado. Hoy no pude hacer esta variante porque las gambas están caras y yo a partir del día 15 empiezo a estar "a final de mes".

Y con esto, nada más. Que aproveche y hasta la próxima!

8 abr. 2015

Receta - Donuts

Saludos cavernícolas!


¿Cual es el artículo de bollería industrial por excelencia? El donut no?

Pues vamos a ver si podemos preparar algo en casa para hacerle un poco la competencia a los de Eidetesa (Panrico para los de la península).

MMMM DONUTS


A ver... si, es verdad que es mucho más fácil bajar al super del barrio y comprarte un paquete de donuts pero ¿realmente estás dispuesto que las fuerzas oscuras de la industria pastelera dicten con qué topping o relleno puedes comerte tus donuts? Además, todos sabemos que esos donuts llevan en la estantería esperando que alguien se los lleve a casa más que el cachorro feo de la tienda de mascotas.

Perro feo

¿Qué me hace falta para poder disfrutar de donuts realmente frescos?

ingredientes masa de donuts

  • 7 gramos de levadura
  • 40 ml de agua
  • 175 ml de leche
  • 55 gramos de azúcar
  • 1 cucharilla de café de sal
  • 1 huevo
  • 40 gramos de mantequilla
  • 350 gramos de harina
  • aceite para freir
Opté por hacer los donuts de azúcar de toda la vida, para el frosting solo hay que mezclar azúcar glas con agua y si eso un poco de extracto de vainilla. Si por otro lado quieren hacer unos donuts de chocolate pueden hacer la ganache de mi receta de brownies, así te comes un donut de chocolate de verdad y no un aro cubierto de plastilina marrón que nos quiere colar la pastelería industrial. 

¿Y qué se supone que tengo que hacer con todo esto?

En un bol mezclamos el agua ligeramente caliente al tacto y la levadura, si el agua está fría tardará mucho más en subir la masa y si está demasiado caliente matará la levadura y no subirá nunca. 

Agua y levadura


Por norma general la temperatura estará bien si te parece adecuado para ducharte. Suponiendo que te duchas como una persona normal y no uno de esos degenerados que parece que les gusta esterilizarse al vapor y dejan a los compañeros de piso sin agua caliente.

Leche y mantequilla


En una olla calentamos la leche y derretimos la mantequilla. Añadimos la sal y el azúcar, cuando la mezcla esté templada añadimos el huevo y mezclamos bien.

Mezclamos los contenidos de la olla y el bol y empezamos a incorporar la harina. 

La medida de harina de mi receta original me resultó en una papilla que no había forma de trabajarla así que tuve que ir añadiendo hasta conseguir la textura adecuada, por lo tanto la medida que les pongo está más cerca de lo que realmente es pero no deja de ser una estimación. 


Amasando



La textura que queremos es de una masa que no se nos pegue en las manos al amasar.

Masa de donuts


Amasamos hasta tener una masa homogénea, tapamos el bol y dejamos que la masa suba. Esto puede ser que tarde un rato así que como siempre les recomiendo que se vean un episodio de alguna serie que les gusta, siempre a través de medios legales como Netflix o Yomvi ya que la piratería está muy mal chicos. Que hay actores millonarios pasando hambre por culpa de esos sucios piratas.

Ahora que la masa ya subió la extendemos hasta tener una lámina de más o menos un dedo de grosor y empezamos a cortar nuestros donuts. 

Cuando trabajaba en la cocina teníamos unos moldes de metal que iban fenomenal, ahora en mi casa usé una taza de café y un tubo vacío de pastillas efervescentes (¡Chúpate esa MacGyver!) y el resultado no le tenía nada que envidiar al resultado que conseguía con los utensilios de profesional.

Donuts listos para freir


Ya solo nos faltaría freir nuestros donuts.

Friendo un donut


Si tenemos freidora en casa ponemos el termostato a 170ºC. Si no, usaremos una olla y un termómetro para controlar la temperatura. Yo opté por freir los donuts uno a uno en una olla pequeña ya que así gasto menos aceite y no tengo que estar vigilando muchas cosas a la vez, que éstos cabrones se queman con facilidad si te despistas.

Donuts de azúcar


Los cubrimos con el frosting que hayamos elegido preparar y listo. No se olviden de freir los "agujeros" de donut que también quedan espectaculares.

Donuts servidos


Por último quiero compartir con ustedes una imagen de como NO tienen que quedar:

Donut quemado

 Y con ésto nada más. Que aproveche y hasta la próxima!

22 mar. 2015

Receta - Key Lime Pie

Saludos cavernícolas!

Se acerca el verano y con los calores que estan por llegar (y que lleguen pronto porque en mi casa sigo durmiendo con dos edredones) me apetecía proponer algún postre fresquito para acompañar a un buen té helado en una terraza en primera línea de playa.

Receta key lime pie

El key lime pie o pastel de lima es una receta que descubrí trabajando en Finlandia y en medio de la nieve, la lluvia y los días en los que el sol igual se asoma 15 minutos al mediodía solo podía pensar en lo bien que entraría éste postre tirado al sol de Las Palmas como un lagarto. La cremosidad del merengue italiano complementa muy bien el acidez del relleno cítrico y no me cabe duda de que, si lo pruebas, esta receta se convertirá en uno de tus caprichos veraniegos por excelencia.

Ingredientes


Ingredientes key lime pie


  • 300 gramos de galletas digestive
  • 3 yemas de huevo
  • 4 limas
  • 1 bote de leche condensada (~397 gr)
  • 150 gramos de mantequilla
Como podréis ver se trata de una receta sana ya que tiene todos los componentes de la pirámide alimenticia en una proporción adecuada...

Elaboración


Derretimos la mantequilla y machacamos las galletas haciendo uso de una bolsa de congelar y el rodillo de cocina. No hace falta que se pueda tamizar pero que tampoco queden grumos demasiado grandes.

galletas digestive machacadas

Mezclamos la mantequilla derretida con las galletas machacadas, echamos la masa en un molde desmontable con papel de horno y lo prensamos bien dejando los bordes ligeramente levantados.

masa de galletas digestive

masa lista para el horno

Horneamos la base a 160ºC durante unos diez minutos. Mientras tanto podemos ir preparando el relleno.

Rallamos la cáscara de las limas y exprimimos su zumo en un cuenco. En otro cuenco batimos las yemas y combinamos con la leche condensada. Batimos la mezcla durante unos minutos para asegurarnos de que esté todo bien mezclado, añadimos el zumo de lima con la ralladura de cáscara y seguimos batiendo durante unos momentos más.

relleno key lime pie

Cuando saquemos la base del horno dejaremos que se enfríe hasta que no se note demasiado caliente al tacto y echamos el relleno por encima. Volvemos a hornear a la misma temperatura durante 15 minutos más.

Ahora nos toca la parte más difícil,meter la tarta en la nevera y esperar aproximadamente 3 horas mientras se refrigera la tarta para que el relleno se asiente. Una vez se haya refrigerado le podemos hincar el diente tal cual o si queremos currárnoslo un poquito más para darle un toque más exquisito al asunto podemos preparar un merengue italiano para cubrir la tarta con una capa cremosa. 

La receta del merengue no la posteo aquí para que no se me vaya de las manos el largo de ésta entrada, he creado otro post aparte para ello ya que seguramente no será la última vez que un postre mío lo lleve y así lo tenemos siempre a mano. Arriba les dejé el link

porción de key lime pie

Ya sólo nos faltaría servirnos un trozo y degustar los frutos de nuestra labor. Si disponemos de un soplete en casa le podemos dar un golpe de calor por encima al merengue para que coja un poco de color y matices de azúcar quemado.

Y con ésto, nada más. Que aproveche y hasta la próxima!

Receta - Merengue italiano

Saludos cavernícolas.

Hoy les traigo una minireceta fácil y rápida pero a la vez increiblemente versátil e indispensable para muchos proyectos de repostería en casa: el merengue italiano.


Merengue italiano close-up


Parafraseando una de mis películas preferidas "Este es mi merengue, hay otros muchos pero este es el mio". De las recetas que conozco es igual la más laboriosa pero merece la pena cuando ves en tu bol esas nubes densas y cremosas con un brillo sin igual y que encima te puedes comer directamente a cucharadas sin miedo a una cagalera de mil demonios.

Ingredientes

Ingredientes para merengue italiano

  • 3 claras de huevo
  • 180 gramos de azúcar
  • 50 ml de agua

Elaboración


Comenzamos preparando un almíbar. Para ello echamos en una olla los 180 gramos de azúcar junto a 50 ml de agua y empezamos a calentar a fuego medio. Con un termómetro de azúcar mediremos la temperatura del almíbar, el punto clave está sobre los 115ºC. Sobra decir que ésto está muy caliente, recomiendo que no metas el dedo para probar a ver si está bueno. A todos los efectos es cómo si fuera napalm, se te pegará a la piel y te pegará una quemada de las que en el futuro contarás a tus nietos.

Mientras se está haciendo el almíbar vamos batiendo las claras hasta alcanzar el punto de nieve. Si alguno no sabe como se baten claras he aquí un ilustrativo gif:

gif batiendo huevos

Una vez nuestro almíbar alcance la temperatura deseada lo iremos echando en la espuma de huevo en un hilo muy finito mientras batimos constantemente. Seguimos batiendo sin parar hasta que el merengue se enfríe, sabremos que está listo cuando se haya vuelto notablemente más firme y tenga un brillo muy característico.


Y ya está. Ahora solo te falta elegir que tipo de dulce quieres embadurnar de merengue, la decisión es tuya y las posibilidades son infinitas. 

15 mar. 2015

Receta: Galletas de avena con chocolate

Saludos cavernícolas!

Hoy les traigo otra receta perfecta para esos fines de semana de peli y manta: Unas espectaculares galletas de avena con chocolate. Desde un principio quiero dejar claro que para mi unas galletas caseras como dios manda son del estilo de las cookies americanas, tiernas y sabrosas. No soy muy fan de las galletas de supermercado más secas que un bocadillo de polvorones y si prueban la receta que hoy les propongo no creo que vuelvan a pasar por ese pasillo del super.

Galletas de avena con chocolate


Además se trata de una receta con avena, todos sabemos que la avena es un producto sano con un perfil nutricional casi perfecto. Por lo tanto podemos deducir que éstas galletas son comida saludable y nos podemos hinchar sin sentimiento de culpa.

Ingredientes

Estos son los ingredientes necesarios para esta receta

  • 225 g de mantequilla
  • 200 g de azúcar blanco
  • 200 g de azúcar moreno
  • 250 g de harina
  • 270 g de copos de avena
  • 200 g de chocolate
  • 1 cucharita de café de bicarbonato
  • 2 huevos
Opcionalmente
  • canela
  • azúcar vainillado

Elaboración

Empezamos derritiendo la mantequilla al baño maría.

En un bol mezclaremos la mantequilla con los 400 gramos de azúcar y el azúcar vainillado.

Una vez el azúcar esté bien mezclado con la mantequilla y la mezcla esté templado al tacto añadimos los dos huevos y seguimos batiendo para conseguir una mezcla homogénea.

Mezclando los ingredientes

En otro bol mezclamos la harina con el bicarbonato y una cucharadita de canela si lo queremos usar.

Combinamos el contenido de los dos recipientes y mezclamos bien con una espátula o un cucharón.

Cuando la harina esté bien incorporada añadimos los copos de avena.

Masa de galleta con avena

Añadimos el chocolate cortado en trocitos. A mí personalmente me gusta preparar la masa con trozos de diferentes tamaños, así además de las pepitas normales a veces te toca un pedazo grande que provoca más alegría de la que por lógica debería. También cabe destacar que hasta este punto la masa es un lienzo en blanco, si quieres hacer otro tipo de galletas puedes usar por ejemplo pasas, arándanos u otras frutas secas, chocolate blanco, mortadela con aceitunas... Lo que más rabia te de.

A continuación dejamos a la masa  reposar durante al menos una hora en la nevera. Debe ser casualidad que un episodio de Better Call Saul dura casi una hora, no se me ocurre mejor forma para matar el tiempo mientras esperamos que la masa repose que poniéndome al día con una de las mejores series nuevas de esta temporada. 

Por comodidad lo que suelo hacer es repartir la masa sobre trozos de papel de horno y formar rulitos de masa, así cuando quiera hacerme unas galletas solamente tengo que cortar los trozos y hornear en vez de pelearme con una masa solidificada por el frio.

Turulito de masa

Turulito de masa envuelta

Cuando la masa haya reposado sacamos uno de los turulitos y lo cortamos en trozos de aproximadamente un dedo y medio de grosor. Colocamos los trozos en una bandeja de horno teniendo en cuenta que las galletas se expandirán durante la cocción y los aplastamos ligeramente por el centro con una cuchara.


Galletas listas para hornear


Horneamos durante 8-10 minutos en un horno precalentado a 190ºC dependiendo del tamaño de las galletas que vayamos a hacer y si nos gustan más tiernas o más crujientes.

Una vez oigamos el esperado ruido del temporizador sacamos la bandeja del horno, dejamos que las galletas se enfríen un poco (los más ansiosos acabarán con quemaduras del segundo grado en el primer segmento de su aparato digestivo), preparamos una buena película y una manta y ya podemos empezar a disfrutar de una sesión de peli y manta acompañada de unas galletas que están para chuparse los dedos.

Galletas recién salidas del horno


Y con esto, nada más. Que aproveche y hasta la próxima!

3 mar. 2015

Receta: Pechuga a la plancha


Pechuga a la plancha


Saludos cavernícolas!


Hoy toca otra de esas recetas sencillas que encajan bien en esa frase que tanto me gusta: "La verdadera maestría es coger un plato sencillo y hacer de ello algo espectacular". Como ya se acerca el verano y con él la inevitable operación bikini vamos con algo sanote. Se trata de una pechuga de pollo a la plancha con arroz blanco y una salsa de sartén. Vuelvo a oír en mi cabeza la voz del lector sabelotodo diciendo "Coño pero si una pechuga a la plancha la sabe hacer cualquiera". Pues NO! Cualquiera sabe coger unos filetes de pechuga y convertirlas en plantillas de bota de obra con sabor a pollo pero para mí eso no es saber cocinar.

Ingredientes


Para el pollo con arroz:


ingredientes para la pechuga con arroz

  • Una pechuga de pollo entera y limpia
  • Dos dientes de ajo
  • Aceite
  • Sal
  • Mantequilla
  • Arroz
Para la salsa:


ingredientes para la salsa

  • Azúcar
  • Sal
  • Pimienta
  • Salsa Worchestire - esto sé que nadie lo tiene en la despensa, es opcional.
  • Limón
  • Mantequilla

Elaboración


Empezamos poniendo nuestra sartén a calentar a fuego medio (en mi vitro al 5 va bien) y ponemos el arroz a hervir (si no sabes como cocinar arroz me preguntas y te lo resuelvo sin cargo adicional). Una vez caliente la sartén echamos un chorro de aceite de oliva y los dos dientes de ajo. No hace falta pelar los ajos, con darles un golpe para abrirlos un poco basta

El pollo no se filetea, prepararemos la pechuga entera que así es como se queda jugoso, solamente le echamos sal por los dos lados y le damos un par de golpes para que se quede más o menos de un grosor igual por todas partes. Colocamos la pechuga en la sartén y dejamos que se vaya cocinando a su ritmo. 

pechuga en sus comienzos


Recuerden que al pollo hay que dejarlo tranquilo, si lo andamos moviendo cada dos por tres no se quedará igual. Mientras se va haciendo conviene ir dándole la vuelta de vez en cuando a los ajos ya que si no se pueden quemar y el ajo quemado tiene un sabor amargo del carajo.

Pechuga a punto de darse la vuelta


Cuando el pollo esté cocinado hasta un poco más de la mitad añadimos aproximadamente una cucharada sopera de mantequilla en la sartén, le damos la vuelta a la pechuga y dejamos que termine de cocinarse. La mantequilla que tenemos en la sartén infusiona con el sabor de los ajos y lo iremos echando por encima del pollo con una cuchara.

pollo por el otro lado


La mejor forma de saber que el pollo está bien cocinado es al tacto, cuando esté firme es que está preparado. El tacto será parecido al de la parte carnosa por debajo del pulgar cuando juntamos el pulgar con el dedo meñique. Cuando esté en su punto lo retiramos de la sartén y lo colocamos en un plato que cubriremos con una tapa o un plato hondo para que se mantenga la temperatura y los jugos se asienten dentro de la pechuga.

Ahora solo nos quedaría preparar la salsa de sartén, para ello vamos a aprovechar la misma sartén en la que acabamos de cocinar el pollo. Echamos poco más de una cucharita de café de azúcar y dejamos que empiece a derretirse, añadimos sal y pimienta al gusto y aproximadamente un cuarto de vaso de agua. Con una espátula levantamos el glaseado del pollo de la sartén y mezclamos todo bien. Añadimos una cucharada sopera de salsa Worchestire si la tenemos y otra de mantequilla. Echamos el zumo de un cuarto de un limón y reducimos mezclando contínuamente hasta que la salsa tenga la consistencia deseada.

pollo cortado

Ya solo nos quedaría cortar el pollo y servirla con la salsa y el arroz. Si tienen un cuchillo bien afilado úsenlo, con un cuchillo malo van a hacer un destrozo y cenarán pollo desmenuzado.

Plato servido

Y con esto nada más. Que aproveche y hasta la próxima!

24 feb. 2015

Receta: Pastel de zanahoria

Saludos cavernícolas.

Alguno por ahí me dijo el otro día "Oye chef, por qué nunca haces recetas más sanas? Con algo de verdurita o algo." Bueno, resulta que yo soy muy amante de los animales (primerísimamente porque la gran mayoría son deliciosas) y se me partiría el alma si pensara que un animalito del bosque se va a la cama sin cenar sus hierbajos por culpa de uno. Luego pensé "que no se diga que no hago caso a mis lectores", aquí tienen la muestra: hoy les presento un delicioso pastel de zanahoria.

Pastel de zanahoria


En ningún momento les he prometido que en este blog vayan a encontrar el secreto de la vida eterna.

Ingredientes

Para la masa:

Ingredientes masa

  • 2 dl de azúcar
  • 2 dl de harina
  • 1 dl de aceite
  • 3 dl de zanahoria rallada
  • 2 huevos
  • 1 cucharilla de bicarbonato
  • 1 cucharilla de levadura quimica
  • 1 cucharilla de azúcar vainillada
  • 2 cucharillas de canela
Para el frosting:

Ingredientes frosting

  • 30 g. de mantequilla
  • 59 g. de queso Philadelphia
  • 2 dl de azúcar glas
  • 2 cucharillas de azúcar vainillada
Las cantidades se pueden escalar para tener un pastel extra decadente.

Creo que es la primera vez que en las fotos se ven las marcas de los productos que uso. Que conste en acta que no los elegí porque fueran los mejores o los más baratos, simplemente fueron los primeros que vi en las estanterías del Hiperdino. Tampoco me patrocina ninguno de ellos pero si por casualidad el representante de alguna marca lee esto me puede mandar un email y hablamos...

Elaboración

Antes que nada quiero decir que se trata de una receta de mi queridísima abuela así que respétenla, no se me vayan a salir del proceso con locuras.

Empezamos precalentando el horno a 150ºC. Pelamos y rallamos la zanahoria En un bol echamos el azúcar con los huevos y los batimos un poco. A continuación incorporamos en la mezcla el aceite y los demás ingredientes dejando la harina para lo último. Mezclamos bien para que la masa quede ligeramente aireada. 

Masa preparada


Preparamos un molde desmontable de 25 centímetros de diámetro con papel de horno en el fondo y restregando mantequilla en las paredes interiores. Vertimos la masa en el molde (asegúrense de que el molde esté bien cerrado que si no la van a liar parda) y horneamos durante 50-60 minutos. Para saber que el pastel está bien hecho pinchamos con un cuchillo y si no se queda nada pegado está todo listo.

Pastel horneado


Para el frosting preparamos un baño maría (o una olla dentro de otra con agua caliente para los menos entendidos) y echamos la mantequilla con el queso Philadelphia para que se vayan derritiendo. Cuando esté todo derretido añadimos el azúcar glas y batimos hasta que quede todo homogéneo.

Frosting al baño maría


Ya solo nos quedaría desmoldar el pastel y echar el frosting por encima. 

Pastel listo para ser enfriado



Luego dejamos que se enfríe todo para que el frosting se solidifique un poco y ya tendremos nuestro pastel preparado para ser devorado.

Porción de pastel


Y con ésto nada más. Que aproveche y hasta la próxima!